polaroids

Aunque nunca se fue del todo, con el auge de las cámaras digitales, las cámaras de formato analógico fueron perdiendo mercado, tal y como sucedió con las cámaras de fotografía instantánea. Total, que mucho más instantáneo para algunos resulta tomar una foto con la compacta, borrar la foto si no les gusta, hacerla de nuevo, pasarla a la computadora y compartirla con el mundo.

No fue hasta mediados del 2008 que Polaroid anunció la bancarrota definitiva y tras eso, sus desesperados usuarios decidieron emprender The impossible Project cuyo objetivo consiste en fabricar cartuchos que funcionen con las cámaras existentes en el mercado.

Por tanto, la empresa Summit global group, quien tiene la licencia de Polaroid se ocupará de fabricar las cámaras, mientras que The impossible project se hará cargo de la película que sea apta para los viejos modelos.

Ya consiguieron fabricar una película en blanco y negro que se pondrá a la venta a inicios del 2010.La venta de cartuchos se realizará en principio a través de Internet y de algunas distribuidoras con las que ya han establecido contactos.

polaroid-1000

Y mientras todo esto sucede creo que es buen momento para dedicarse a entender un poco sobre como funcionan éstas cámaras que a mas de uno retrataron en alguna feria del interior, los señores de bigote, con el chaleco inconfundible de “Polaroid” decididos a inmortalizarte en un formato que gracias al proyecto imposible parece no resignarse a morir. No se ustedes, pero las polaroid forman parte de mis recuerdos de infancia.